La Mente de Dios

Neoliberalismo económico: una doctrina satánica.

23 de julio de 2011

(Con mucho ojos)

Cada día estoy más convencido de que el llamado neoliberalismo es una doctrina de corte satánico. Y cuando hablo de liberalismo no me refiero a una política que favorece la iniciativa privada, la libertad económica o el comercio. Todas esas cosas son muy buenas y deseables ya que generan riqueza en una sociedad. Yo a lo que me refiero es a esa ideología que predomina en nuestros días y que exige a los estados que no intervengan o que miren a otro lado mientras los poderosos hacen y deshacen a su antojo en nombre del mercado y sin que les pueda controlar absolutamente nadie.

Todos sabemos que en una sociedad hay fuertes y hay débiles, hay ricos y hay pobres, hay empresarios y hay trabajadores. Siempre ha sido así y siempre lo será. Que se le exija al Estado que no intervenga, que no proteja a la parte débil de los abusos de la fuerte, todo en pro de un supuesta libertad mercantil, es tanto como si el lobo que ronda hambriento a una oveja le pide al pastor que no intervenga cuando se acerque a ella. Todos sabemos de sobra qué ocurrirá si el pastor incurre en una dejación de funciones. Hasta hoy, nunca una oveja se comió un lobo.

A los gurús del liberalismo no les basta con ser archimillonarios. A ellos lo que les da morbo, lo que se la pone dura, es la idea de oprimir al pobre. No les basta con tener un yate, una mansión o un helicóptero privado. No. Ellos no van a parar hasta poder robarle al mendigo el mendrugo de pan que tiene en la boca. ¿Cómo si no se explica que multinacionales que podrían pagar buenos sueldos contraten a esclavos en el Tercer Mundo? ¿O que haya supuestos cristianos que aboguen por la privatización de la sanidad y la educación y el recorte de los derechos sociales de la gente?

Las sectas luciferinas, ésas que hacen orgías a la luz de la luna, son todas de la alta sociedad. No es de extrañar que sea este tipo de gente la que haya empujado al mundo a una crisis económica sin precedentes. La crisis ha sido motivada por valores satánicos como la avaricia, la codicia, el egoísmo o la injusticia. Es la gente que habla de “el mercado” con la misma veneración con la que los idólatras en tiempo de Moisés adoraban al becerro de oro. Hasta las iglesias se han visto contaminadas con la teología de la prosperidad. Necios; no os podréis llevar un solo euro al otro mundo.

La Carta de Dios

28-05-2011

Tú, que eres un ser humano, eres mi milagro, eres fuerte, capaz, inteligente y lleno(a) de dones y talentos. Cuenta tus dones y talentos. Entusiásmate con ellos. Reconócete. Encuéntrate. Acéptate. Anímate. Y piensa que desde este momento puedes cambiar tu vida para bien si te lo propones y te llenas de entusiasmo. Sobre todo, si te das cuenta de toda la felicidad que puedes conseguir con sólo desearlo.

Eres mi creación más grande. Eres mi milagro. No temas comenzar una nueva vida. No te lamentes nunca. No te quejes. No te atormentes. No te deprimas. ¿Cómo puedes temer si eres mi milagro?

Estás dotado(a) de poderes desconocidos para todas las criaturas del universo. Eres único (a) e irrepetible. Nadie es igual a ti. Solo en ti esta aceptar el camino de la felicidad y enfrentarlo y seguir siempre adelante, hasta el fin, simplemente porque eres libre. En ti esta el poder de no atarte a las cosas.

Las cosas no hacen la felicidad. Te hice perfecto para que aprovecharas tu capacidad y no para que te destruyeras con banalidades.

Te di el poder de PENSAR.
Te di el poder de IMAGINAR.
Te di el poder de AMAR.
Te di el poder de CREAR.
Te di el poder de DETERMINAR.
Te di el poder de PLANEAR.
Te di el poder de REIR.
Te di el poder de HABLAR.
Te di el poder de REZAR...

Y te situé por encima de los ángeles, cuando te di el poder de la elección te di el poder de elegir tu propio destino usando tu voluntad.

¿Qué has hecho de esas tremendas fuerzas que te di? No importa. De hoy en más, olvida tu pasado usando sabiamente ese poder de elección.

Elige amar en lugar de odiar.

Elige reír en lugar de llorar.

Elige crear en lugar de destruir.

Elige alabar en lugar de criticar.

Elige perseverar en lugar de renunciar.

Elige actuar en lugar de aplazar.

Elige crecer en lugar de consumirte.

Elige vivir en lugar de morir.

Elige bendecir en lugar de blasfemar.

Y aprende a sentir mi presencia en cada acto de tu vida.

Crece cada día un poco más en el optimismo y en la esperanza.

Deja atrás los miedos y los sentimientos de derrota. Yo estoy a tu lado siempre.

LLÁMAME, BÚSCAME, ACUÉRDATE DE MI.

Vivo en ti desde siempre y siempre te estoy esperando para amarte. Si has de venir hacia mi algún día, que sea hoy en este momento. Cada instante que vivas sin mí, es un instante que pierdes de paz.

Trata de volverte niño, simple,inocente, generoso, dador, con capacidad de asombro y capacidad para convertirte ante la maravilla de sentirte humano(a).

Porque puedes conocer mi amor, puedes sentir una lágrima, puedes comprender el dolor.

No te olvides que eres el milagro. Y si eres mi milagro, entonces usa tus dones y cambia tu medio ambiente,
contagiando esperanza y optimismo sin temor,

PORQUE YO ESTOY A TU LADO HOY Y SIEMPRE!

 

Hermanos pongámonos la ARMADURA DE DIOS.

24-05-2011
(sábado 8 de enero de 2011)
Pongámonos la armadura de Dios, como lo hacían los soldados antes de la batalla.
Sabemos que estamos en un mundo gobernado por Satanás(Que es el rey de este mundo. Por eso antes de nada debemos ponernos la armadura de Dios.
La primera parte de nuestra armadura es la verdad, andemos siempre en la verdad, nuestro enemigo es el rey de la mentira. Por eso tenemos que andar siempre en la verdad.
La segunda parte es la coraza, la coraza protegía los órganos vitales de los soldados, a nosotros la coraza, protege nuestro corazón de las ofensas y acusaciones que nos hagan. No dejando que cree raíces en nuestro corazón.
La tercera parte, nuestros pies. Estamos en territorio enemigo y pueden ponernos obstáculos para que tropecemos, calcémonos con el evangelio de Dios y él nos evitara de tropezar.
La cuarta parte, el escudo de fe, para protegernos de las dudas para que desistamos de las promesas de Dios, por eso al aferrarnos a las promesas de Dios, nos aferramos al escudo de Fe y los dardos del enemigo no nos alcanzan y le derrotamos.
Quinta parte. El yelmo. Servia para proteger la cabeza de los soldados, ya que la cabeza es la que manda a todo el cuerpo. Nuestra mente es el campo de batalla donde el enemigo va a lanzar las dudas,  por eso al creer en la palabra de Dios y no dudar estamos protegidos.
Sexta parte. La espada del espíritu. Nuestra espada del espíritu es la palabra de Dios y la oración. Si ponemos nuestros ojos en Jesús y en su palabra, y oramos en espíritu estamos ya listos para poder repeler los ataques del enemigo y salir victoriosos.
Oración
“Vestios de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
Por que no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales.
Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el dia malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.
Estad, pues firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad y vestidos con la coraza de justicia.
Y calzados los pies con el apresto del evangelio de la  paz.
Sobre todo, tomad el escudo de la fe, conque podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.
Y tomad el yelmo de la salvación y la espada del espíritu, que es la palabra de Dios;
Orando en todo tiempo con toda oración y suplica en el espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y suplica por todos los santos”
Efesios 6:11-18
Amen y Amen

DESENMASCARANDO LA ACTIVIDAD DEL ENEMIGO

25-05-2011

(11-02-2011)

Una de las mayores estrategias de Satanás es lograr que los creyentes crean que son inmunes a la influencia demoníaca. Un creyente lleno del Espíritu Santo que camina en obediencia a Cristo está absolutamente protegido del enemigo. Sin embargo, aunque el espíritu de un cristiano desobediente está protegido del enemigo, la mente y el cuerpo de ese creyente infiel pueden estar sujetos a ataques.

Un cristiano puede “dar lugar al diablo” (Ef 4:27). Cuando un cristiano vive con pecado habitual no confesado, el enemigo se mueve hacia ese lugar de la vida del creyente. Él construye un patrón de pensamiento en t

orno a ese pecado o actitud. Segunda de Corintios 10:4-5 describe como “fortaleza” a esa casa de los pensamientos. Los demonios pueden establecer su residencia en esa fortaleza de la vida del creyente.

Estos demonios no poseen a los cristianos más de lo que una cucaracha puede poseer una casa. Las cucarachas son sucias, pueden causar desorden y problemas, pero no pueden poseer la casa. De la misma manera, los demonios pueden hostigar, oprimir, deprimir y reprimir al creyente. No pueden destruir a los cristianos, pero pueden distraerlos.

Recuerde que el reino de Satanás está en conflicto con el Reino de Dios. Aunque derrotado, Satanás todavía tiene una influencia controladora en este mundo. En Mateo 4:8-9 Satanás le ofrece a Jesús el mundo, su poder y su gloria. Demos una mirada a la tentación: “Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y

la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares” (Mateo 4:8-9).

Satanás tiene innumerables fuerzas demoníacas a su disposición: El mundo entero está bajo el maligno (1 Jn 5:19).

En Lucas, Jesús habló de cómo operan estas entidades demoníacas en un extraño pasaje: “Cuando el espíritu inmundo sale del hombre, anda por lugares secos, buscando reposo; y no hallándolo, dice: Volveré a mi casa de donde salí. Y cuando llega, la halla barrida y adornada. Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él; y entrados, moran allí; y el postrer estado de aquel hombre viene a ser peor que el primero” (Lc 11:24-26).

Creo que esta es la descripción más clara del pensamiento y el proceso demoníaco de toda la Escritura. Examine cuidadosamente estos versículos y notará los siguientes hechos alarmantes en cuanto a la actividad de

moníaca.

Primero, los demonios pueden existir tanto dentro como fuera de los seres humanos. Es obvio que pueden atravesar la atmósfera de nuestro planeta.

Segundo, los demonios viajan a voluntad. El versículo dice que “anda por lugares secos, buscando reposo” (v. 24). Parecen preferir viajar por tierra en vez de por agua. En Marcos 5 Jesús envió los demonios hacia un hato de cerdos y los mandó al Mar de Galilea. Los demonios pueden moverse a través de la atmósfera de este planeta.

Tercero, los demonios necesitan un huésped humano para descansar. “Anda por lugares secos, buscando reposo”. Parece que los demonios están fatigados hasta que encuentran un humano al cual incorporarse.

Cuarto, los demonios pueden comunicarse usando el apar

ato vocal de su huésped. Lucas 11:24 deja en claro que los demonios pueden hablar. En Marcos 5:7 le hablan a Jesús por medio del huésped humano, diciendo: “No me atormentes”.

Quinto, los demonios tienen personalidades e identidades individuales. Observe en Lucas 11:24 cuando el demonio dice: “[Yo] volveré”. Los demonios no son fuerzas impersonales, sino que, como los ángeles, tienen nombres y personalidades.

Sexto, ¡los demonios consideran que el cuerpo en el que viven es su casa! En Lucas 11:24 el demonio dice respecto de su anterior huésped humano: “Volveré a mi casa de donde salí”. Los demonios son posesivos y buscan tomar posesión de la vida humana a la que invaden. Piense en esto: un demonio jactándose con sus seguidores de que el cuerpo de usted es su casa. Por esa razón Pablo nos advierte en Efesios 4:27: “ni deis lugar al diablo”. Si usted le da un punto de apoyo al enemigo, él pondrá un buzón y declarará que su cuerpo es su domicilio.

En la película El inquilino (Pacific Heights) también llamada De repente, un extraño, en otros países—, una joven pareja compra una gran casa y la remodela. A fin de poder pagar la hipoteca, alquilan parte de ella a un hombre. Éste se rehúsa a pagar la renta, hostiga a la pareja, los demanda y hace de sus vidas un auténtico infierno. La casa fue poseída por un loco que dominó sus vidas.

Esa historia ilustra gráficamente la estrategia de los demonios. Un demonio vendrá a vivir tranquilamente a esa área de su vida que usted se rehúsa a rendir a Jesús. Desde esa fortaleza, él intentará dominar y arruinar su vida.

Séptimo, los demonios pueden plantar pensamientos y afectar la salud mental. En Lucas 11:25 encontramos una referencia a la mente humana: “Y cuando llega, la halla barrida y adornada”.

El demonio regresa a la persona que ha sido liberada. Encuentra la mente limpia y en orden. Sin embargo, esa persona no tiene llenura espiritual. El Espíritu Santo no está presente en su vida, o está en el espíritu de la persona y no llena su mente ni controla su cuerpo. Esta persona recae en el mismo pecado. Tal vez el enojo era la fortaleza de la cual fue liberado, y en vez de crecer en el Señor, llenando su mente con la Escritura y viviendo en alabanza, este individuo cae en el mismo patrón que antes. El demonio puede ver la vacuidad en ese individuo y atacar la mente que carece del Espíritu Santo.

Octavo, los demonios pueden recordar, pensar y planear. Observe en todos estos versículos las estrategias empleadas por estas entidades. No son tontos y no deben ser tratados a la ligera.

Noveno, los demonios pueden comunicarse unos con otros. En Lucas 11:26 ese demonio se comunica con otros siete. Cuando uno da lugar a una entidad demoníaca, esa entidad a menudo traerá demonios compatibles. La Biblia habla del “espíritu de cobardía” o “de temor” (2 Ti1:7). Y en 1 Juan 4:18 la Escritura habla del amor como un arma que “echa fuera el temor”. Luego agrega: “Porque el temor lleva en sí castigo”. Jesús habla de los “verdugos” refiriéndose a quienes no perdonan: “Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas” (Mt 18:34-35).

De modo que un demonio de temor puede traer demonios que atormentan. La falta de perdón puede invitar a los torturadores a la vida de una persona. Los demonios son como cucarachas, como dijimos anteriormente; tienden a incrementar su número si no se los expulsa por el poder de Dios.

Décimo, existen niveles de demonios dentro de las jerarquías demoníacas. Lucas 11.26 dice que el demonio “Entonces va, y toma otros siete espíritus peores que él”. Las entidades demoníacas viven en varios niveles de maldad. Aquí un demonio recluta siete más para ocupar este huésped. Si una persona tolera un poquito del mal, luego le vendrá más mal.

Undécimo, los demonios son un problema para los cristianos de hoy. Efesios 6:12 dice que estamos en una lucha cuerpo a cuerpo “contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad”. Aunque estos espíritus no pueden poseer a un cristiano en su espíritu, pueden afligir el cuerpo y oprimir la mente. Debemos estar muy alertas para imponer la victoria de la cruz sobre estas fuerzas malignas.

Duodécimo, los demonios están involucrados en el engaño a los creyentes por la enseñanza de falsas doctrinas. Primera Timoteo 4:1 dice: “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”. En estos últimos días los demonios están seduciendo y engañando a muchos por medio de falsas enseñanzas. El mero hecho de que una persona agite su Biblia y actúe de manera espiritual no significa que su ministerio esté ungido por Dios. El engaño religioso es el peor de los controles demoníacos.

Para concluir dejemos en claro que ignorar la verdad sobre las fuerzas demoníacas es vano y peligroso. Al no afrontar la verdad acerca de nuestro enemigo dejamos a la iglesia y a nosotros mismos mal preparados para la feroz batalla. ¿Cuántas víctimas espirituales serán necesarias antes de que la iglesia despierte a la realidad de la guerra espiritual?

La Biblia habla sobre el Amor

25-05-2011

 

1 Juan 4:9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros: en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por él. 10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo en expiación por nuestros pecados. 11 Amados, ya que Dios nos amó así, también nosotros debemos amarnos unos a otros.21 Y tenemos este mandamiento de parte de él: El que ama a Dios ame también a su hermano.

1 Pedro 1:22 Habiendo purificado vuestras almas en obediencia a la verdad para un amor fraternal no fingido, amaos los unos a los otros ardientemente y de corazón puro;

1 Pedro 4:8 Sobre todo, tened entre vosotros un ferviente amor, porque el amor cubre una multitud de pecados.

1 Corintios 13:1 Si yo hablo en lenguas de hombres y de ángeles, pero no tengo amor, vengo a ser como bronce que resuena o un címbalo que retiñe. 2 Si tengo profecía y entiendo todos los misterios y todo conocimiento; y si tengo toda la fe, de tal manera que traslade los montes, pero no tengo amor, nada soy. 3 Si reparto todos mis bienes, y si entrego mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me sirve. 4 El amor tiene paciencia y es bondadoso. El amor no es celoso. El amor no es ostentoso, ni se hace arrogante. 5 No es indecoroso, ni busca lo suyo propio. No se irrita, ni lleva cuentas del mal. 6 No se goza de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. 7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Romanos 12:9 El amor sea sin fingimiento, aborreciendo lo malo y adhiriéndoos a lo bueno: 10 amándoos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros;

Juan 13:34 Un mandamiento nuevo os doy: que os améis los unos a los otros. Como os he amado, amaos también vosotros los unos a los otros.

Filipense 2:3 No hagáis nada por rivalidad ni por vanagloria, sino estimad humildemente a los demás como superiores a vosotros mismos; 4 no considerando cada cual solamente los intereses propios, sino considerando cada uno también los intereses de los demás. 5 Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo Jesús:

Mateo 20:26 Entre vosotros no será así. Más bien, cualquiera que anhele ser grande entre vosotros será vuestro servidor; 27 y el que anhele ser el primero entre vosotros, será vuestro siervo. 28 De la misma manera, el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.

Mateo 25:35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; 36 estuve desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis a mí." 40 Y respondiendo el Rey les dirá: "De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis."

Gálatas 6:9 No nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque a su tiempo cosecharemos, si no desmayamos. 10 Por lo tanto, mientras tengamos oportunidad, hagamos el bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.

Romanos 15:1 Así que, los que somos más fuertes debemos sobrellevar las flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotros mismos. 2 Cada uno de nosotros agrade a su prójimo para el bien, con miras a la edificación.

Tito 3:14 Y aprendan los nuestros a dedicarse a las buenas obras para los casos de necesidad, con el fin de que no sean sin fruto.

1 Juan 3:16 En esto hemos conocido el amor: en que él puso su vida por nosotros. También nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. 17 Pero el que tiene bienes de este mundo y ve que su hermano padece necesidad y le cierra su corazón, ¿cómo morará el amor de Dios en él? 18 Hijitos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y de verdad.

Santiago 2:15 Si un hermano o una hermana están desnudos y les falta la comida diaria, 16 y alguno de vosotros les dice: "Id en paz, calentaos y saciaos", pero no les da lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve? 17 Así también la fe, si no tiene obras, está muerta en sí misma.

Santiago 4:17 Por tanto, al que sabe hacer lo bueno y no lo hace, eso le es pecado.

Mateo 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente. 38 Este es el grande y el primer mandamiento. 39 Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas.

Juan 14:23 Respondió Jesús y le dijo: -Si alguno me ama, mi palabra guardará. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él. 24 El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que escucháis no es mía, sino del Padre que me envió.

1 Crónicas 28:9 Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre y sírvele con un corazón íntegro y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña todos los corazones y entiende toda la intención de los pensamientos. Si tú le buscas, él se dejará hallar; pero si le abandonas, él te desechará para siempre.

Romanos 13:13 Andemos decentemente, como de día; no con glotonerías y borracheras, ni en pecados sexuales y desenfrenos, ni en peleas y envidia. 14 Más bien, vestíos del Señor Jesucristo, y no hagáis provisión para satisfacer los malos deseos de la carne.

2 Corintios 7:1 Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Dios nunca nos dejará ni nos abandonará.

18-05-2011

Hebreos 13:5-6 "Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con las cosas de tal manera que usted tiene, porque ha dicho:" Nunca te dejaré, ni te abandonaré ", de modo que podemos decir confiadamente:" El Señor es mi ayudador; no temeré lo que el hombre ha de hacer a mí. '"(el énfasis es mío)
(Many, if not most, of us have probably been in physical need at some time. All of us are in spiritual need, and will remain that way as long as we live in this body of flesh with its carnal nature, its lusts, phobias, hatreds, jealousies and myriad other sinful proclivities. But God does not abandon us. Never. (Muchos, si no la mayoría, de nosotros probablemente han estado en la necesidad física en algún momento. Todos nosotros estamos en necesidad espiritual, y seguirá siendo así mientras vivamos en este cuerpo de carne con su naturaleza carnal, sus deseos, fobias, odios, celos y una miríada de otras inclinaciones pecaminosas. Pero Dios no nos abandona. Nunca.
We can always trust in him to be there for us, no matter how hard and how far we fall. Siempre se puede confiar en él para estar allí para nosotros, no importa lo duro y lo lejos que caer. The word "never" in this passage is from "ou me", in Greek what is known as an emphatic negative . La palabra "nunca" en este pasaje es de "ou mí", en griego lo que se conoce como una enfática negativa. In other words, "never" means just that! En otras palabras, "nunca" significa exactamente eso! Never!) ¡Nunca!)

Tu mente piensa es la Alegría de Amar de Dios

18-05-2011

HOMBRE NUEVO
Tú puedes ser un hombre nuevo. No importa lo que haya sido tu pasado. Para Dios eso no importa, para él tú eres más importante que todo el Universo y te ha amado desde toda la eternidad con todo su infinito amor y te sigue amando y te seguirá amando así. De ti depende el aceptar o rechazar su amor. ¿Estás dispuesto a rectificar el rumbo de tu vida?

Mira, he visto a cientos de jóvenes a lo largo de mi vida. Muchos de ellos estaban rebosantes de fuerzas juveniles, eran inteligentes y con mucho futuro por delante, pero… algunos de ellos los he visto después con las alas caídas, con las esperanzas truncadas. He visto caerse a esos robles, raídos por el gusano de la impureza.

Vidas perdidas, quizás para siempre. Muchos de ellos dieron su primer paso por ignorancia, por curiosidad, por imprudencia, por temor al que dirían sus amigos, si no los seguían… Por eso, reflexiona, reacciona, todavía estás a tiempo de no caer en la impureza que debilitará tu carácter y te hará un joven sin personalidad y sin ganas de luchar por un futuro mejor.

Encuentra tiempo para orar,
encuentra tiempo
para pensar,
para reír y para jugar.
Encuentra tiempo
para trabajar,
para dar y compartir.
Encuentra tiempo para hacer caridad
y amar a los demás,
Los días son
demasiado cortos,
la vida es demasiado breve para ser egoísta
y pensar solamente en ti.


Joven, acude a Jesús y a María y vete a confesarte. Sé un hombre nuevo, deja tu pasado y comienza una nueva vida, llena de ilusión, de pureza y de fortaleza. Vale la pena luchar por una vida nueva y por ser un hombre nuevo con Cristo en tu corazón.

Tu mente cómo vencer el miedo

18-05-2011

Te veo preocupado. ¿Tienes algún problema...?", pregunté a un compañero de trabajo hace varios años.

La respuesta que me dio fue tan sorprendente como interesante.

-"Es cierto", me contestó. "Hay algo que me está mortificando. Resulta que ayer me gradué de abogado..."
-"Hombre, te felicito", le dije. "Lo que no comprendo es como eso te tiene apesadumbrado".
-"Mira", me respondió a modo de explicación. "Si alguien me preguntaba ayer algo en materia de Derecho, yo podía contestarle 'dejame consultar eso con un profesor mío'. En cambio hoy ya soy un profesional, no un estudiante. Hoy tengo que saber la respuesta. Y tengo miedo..."

Aquella extraña respuesta me hizo reflexionar. Pensé en las decenas de veces que habría tenido miedo mi amigo al ir a examinarse de alguna materia. Y ahora que no tenía que examinarse más, también tenía miedo.

¿Será que siempre tendremos algo a que temer? La muchacha que se está casando... El hombre que va a solicitar un empleo... La joven que va a dar a luz... La persona que entra en el consultorio de un dentista... El que aborda un jumbo jet... La madre que tiene un hijo enfermo... El padre que no está seguro de ganar suficiente...

Miedo de vivir hoy, en estas circunstancias... y miedo de morir mañana, en cualquier circunstancia. En ocasiones, miedo de que nos vean. En otras, de que no nos vean. Miedo a decir No. Y miedo a decir Sí.

En el evangelio de Mt 24:37-44, el Señor habla de ese enemigo tan común y tan presente como es el miedo. En una de sus frases (según aparece en la versión de San Lucas) nos dice que habrán momentos en que "los hombres se quedarán sin aliento por el miedo, pensando en lo que se le viene encima al mundo..." Sin embargo, el evangelio también dice que en medio de su miedo, el hombre "lo verá venir a El con gran poder y majestad". Y dice lo que tenemos que hacer, con miedo y todo:

"Pónganse derechos y alcen la cabeza, que se acerca su liberación" (Lucas 21:28).

El profesor Antonio Cuello, admirable dominicano contemporáneo, tiene una frase feliz que dice: "El mayor enemigo del hombre es el miedo. Pero hay algo a lo que el miedo teme: la confianza en Dios".

El concepto "no tengas miedo" aparece 365 veces en la Biblia. ¡Una por cada día del año!

Cuando el Señor se hace presente... y cuando el hombre se pone derecho y alza su cabeza... el miedo desaparece.

Amigo: ¿Cuál era su miedo hace dos minutos?

Dios no quiere que usted tenga miedo, quiere que usted tenga fe.

El miedo es falta de fe

18-05-2011

Sin duda alguna mentes el miedo es falta de fe, y la falta de fe nos lleva directamente a perder el sentido de la vida y a veces hasta la vida misma…

El no darse cuanta que la vida SIEMPRE termina por acomodarse a si misma y siempre se resuelve de la mejor manera y que nosotros solo estamos aprendiendo y siendo testigos presénciales y alumnos de un devenir de situaciones que tienen el objetivo de capacitarnos para la realidad, hacernos fuertes y librarnos del miedo, el dudar en fin de la vida, nos lleva al obscuro vacío, a la confusión, al caos y a perder el placer que significa estar vivo.
tiene que orar, orar, orar  santo de rosario dar poco a poco para poder salvar y evitar el miedo.

 

Por ejemplo: El día que nacen tus hijos no deberías decir: Y ahora que hago? Como los mantengo?... Solo hay que decir: GRACIAS. Ya que con y sin ti y estés o no, la vida terminara por hacer que ellos y los demás cumplan con el plan divino y sigan adelante con o sin tu participación y ayuda.
Pero es mejor ser parte y testigo de todo ello simplemente compartiendo y disfrutando, no crees?

Pensamientos de mal

Mateo 25:24

Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eras hombre duro,
que siegas donde sembraste y recoges donde no esparciste; por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu
talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. Respondiendo su Señor le dijo: Siervo malo y
negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. Por tanto, debiste
haber dado mi dinero a los banqueros y al venir yo hubiera recibido lo que es mío con los intereses.
Quitadle el talento y dadlo al que tiene diez talentos, porque al que tiene le será dado, y tendrá más;
y al que no tiene, aún lo que tiene le será quitado. Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera,
ahí será el lloro y el crujir de dientes.
El ánimo que tienes en tu corazón proviene de tus pensamientos. Si piensas que la gente es dura, tu
ánimo será malo. El miedo provoca que te conviertas en alguien negligente. Hace unos domingos
atrás, prediqué un mensaje que titulé: “Pensamientos de bien”. En Jeremías 23 dice que Dios tiene
pensamientos de bien para nosotros. En Isaías 55:8 dice: “Porque mis pensamientos no son vuestro
pensamientos, ni vuestros caminos, mis caminos, dice Jehová”. Dios da a entender ahí que la
diferencia entre lo que El piensa y lo que el ser humano piensa es tan grande como del cielo a la
tierra. Los pensamientos de Dios son buenos; los del hombre, malos.
Hoy te voy a hablar sobre pensamientos de mal, o malos pensamientos que no están conforme a
Dios. Cuando sale a luz el nombre de una persona, tú ya tienes una imagen preconcebida de ella. Por
ejemplo, si te digo: “Osama Bin Laden”, piensas en terrorismo o en las torres gemelas; si te menciono
a Diego Maradona, piensas en drogas. Cada nombre tiene atado un pensamiento a él que tal vez no
es cierto. Tu nombre también tiene un pensamiento atado en alguien más. Algunos de ustedes
cuando mencionan su nombre al vecino, no le vienen pensamientos de alabanza. Si tu nombre lo
mencionara tu jefe, ¿qué pensaría él? Tu nombre provoca que alguien piense. Cuando Dios piensa en
nosotros, piensa bien; no mal.
Dios piensa bien de ti, así que vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo. En Dios no pasan malos
pensamientos, sino buenos. El dice que ni sus pensamientos ni sus caminos son los nuestros. Tus
caminos son el resultado de lo que tú piensas; así como piensas, será tu caminar, tu ser. Uno puede
saber qué hay dentro de tu mente viendo tus pasos. Dios quiere que tus caminos sean los suyos, que
camines por su senda y para eso, tus pensamientos deben ser los de Dios, sino habrá un divorcio
entre tú y El. Cuando no hay un acuerdo entre los dos, ¿cómo van a caminar juntos? Tienes que
estar dispuesto a decir: “Señor, quiero pensar como tú piensas”.

"Dios estuvo detrás del Big Bang", dijo Benedicto XVI

18-05-2011

CIUDAD DEL VATICANO.- La mente de Dios estuvo detrás de complejas teorías científicas como el Big Bang y los cristianos deben rechazar la idea de que el universo se formó por accidente, dijo ayer el papa Benedicto XVI. "El universo no es resultado del azar, como algunos nos quieren hacer creer", sostuvo el Papa en el día de la Epifanía, en el que según la Biblia los tres Reyes Magos llegaron al sitio donde Jesús nació siguiendo una estrella. "Contemplándolo (al universo) somos invitados a interpretar algo profundo: la sabiduría del creador, la incansable creatividad de Dios", dijo en un sermón ante unas 10.000 personas en la Basílica de San Pedro. Aunque el Papa ya ha hablado de la evolución, rara vez se ha remontado a discutir conceptos específicos como el Big Bang, que según los científicos condujo a la formación del universo hace 13.700 millones de años.

 

Colisión de protones

Los investigadores del CERN (el Centro de Investigación Nuclear con sede en Ginebra) han provocado la colisión de protones casi a la velocidad de la luz para imitar las condiciones en las que creen que se formó el universo primigenio, del que surgieron las estrellas, los planetas y la vida en la Tierra (y quizás en el más allá). Algunos ateos creen que la ciencia puede comprobar que Dios no existe, pero Benedicto XVI dijo que algunas teorías científicas eran "limitantes para la mente" porque "sólo llegan a cierto punto (...) y no logran explicar el sentido fundamental de la realidad".

 

Sólo teorías científicas

El Pontífice sostuvo que las teorías científicas sobre el origen y el desarrollo del universo y los humanos, aunque no están en conflicto con la fe, dejaron muchas preguntas sin resolver. "En la belleza del mundo, en su misterio, en su grandeza y en su racionalidad (...) sólo podemos ser guiados hacia Dios, creador del cielo y la tierra", agregó el Papa. Benedicto y su antecesor, Juan Pablo II (Karol Wojtyla) han intentado revertir la imagen de la Iglesia como contraria a la ciencia, una etiqueta que surgió cuando la institución condenó a Galileo por enseñar que la Tierra gira alrededor del Sol, desafiando las palabras de la Biblia. Galileo fue rehabilitado y la Iglesia Católica ahora acepta la evolución como una teoría científica, contemplando que Dios pudo haber usado un proceso evolutivo natural en la formación de las especies humanas.

 

Visitó niños enfermos

En las vísperas de la festividad de los Reyes Magos y de la celebración en la basílica de San Pedro, el papa Benedicto XVI visitó a niños convalecientes en la Clínica Universitaria "Gemelli", en Roma. "Queridos niños, quise visitarlos como si fuera los Tres Reyes Magos, que durante la Epifanía ofrecieron a Jesús oro, incienso y mirra. Hoy también les traje algo para que sientan la simpatía, la cercanía y el afecto que siente el Papa por ustedes ", dijo Benedicto XVI. (DPA-Reuter)

 

PETICIONES DE ORACION

18-05-2011

Hay dos medios necesarios para fomentar un avivamiento: uno es el influir en los hombres; el otro el influir en Dios. Con la verdad empleada de influir en Dios no quiero decir que la mente de Dios se cambie por la oración o que se cambie su disposición de carácter. Pero la oración produce un cambio tal en nosotros que hace compatible para Dios hacer lo que de otro modo no sería compatible.
Amado Hermano en Cristo Jesús, Te Invito a que te Unas a este Avivamiento por Guayana, cuando el Pueblo de Dios se une, seguramente sucederan cosas asombrosas.
La oración eficaz del justo tiene mucha fuerza (Santiago 5:16).

Dios te aconseja hoy

18-05-2011

Dios piensa en ti pero no por ti

Aprende a pensar. Has tuyos los pensamientos del Señor para que se multiplique en tu vida y se hagan realidad.

Efesios 3:20 nos confirma: Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros.

Dios es poderoso y constantemente vemos muestras de ello. Por fe comprendemos que hizo el universo con Su palabra, por eso sabemos que las palabras tiene poder porque vienen de nuestros pensamientos. Son capaces de crear o destruir, de sanar o enfermar, propiciar la paz o la guerra y darnos amigos o enemigos.

El escritor de este pasaje no exagera cuando dice que Dios puede hacer “mucho más abundantemente”, así como no es exageración hablar de Su inmenso amor que lo movió a entregar a Su Hijo por nosotros, y tampoco se exagera sobre Su misericordia que es nueva cada mañana, o Su perdón que toma nuestros pecados y los envía al fondo del mar para no recordarlos más. Entonces, debemos convencernos de que no hay palabras para describir Su poder que es capaz de hacer mucho más de lo que entendemos y pensamos. Por eso es importante que pensemos.

Nuestros pensamientos son el punto de partida de la obra del Señor. No puede hacer “más” sino tiene con qué. Primero debes darle la materia prima para que haya punto de comparación. Si piensas que Dios puede sanarte, seguramente te dará salud en abundancia. Si piensas que Dios te bendecirá y te levantará, ten por seguro que Él tomará ese pensamiento y lo hará palpable de forma sorprendente. Piensa bien porque Su obra se basa en ello. Nunca he visto a Dios bendecir a alguien que piensa mal de sí mismo. Quienes dicen “soy un inútil” no le dan al Señor material para hacer algo útil en sus vidas. Por el contrario, aquellos que no se disfrazan de falsa modestia y dicen: “Dios está conmigo”, son levantados. David no dijo: “soy rubio de hermoso parecer y hermosos ojos, por eso no podré vencer a ese gigante que nos amenaza”, al contrario, creía en Dios y en él, por eso le explicó a Saúl cómo peleaba contra leones y osos por defender las ovejas de su padre. Dios le da la victoria a quienes confían en Sus promesas y en las capacidades que les ha dado para salir adelante.

Sus pensamientos debes ser los tuyos

Salmo 139: 17 dice sobre los pensamientos de Dios: ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si los enumero, se multiplican más que la arena; Despierto, y aún estoy contigo.

Los pensamientos que Dios tiene sobre nosotros son preciosos y se multiplican. El salmista hizo suyos los pensamientos de Dios, nota que dijo: cuán preciosos “me” son tus pensamientos. Es decir que debemos apropiarnos de los maravillosos pensamientos del Señor y pensar como Él. El profeta dijo: “tus pensamientos no son mis pensamientos, tus caminos no son los míos”, eso significa que debemos hacer nuestros los pensamientos del Señor para poder caminar en bendición. Dios piensa bien de ti, toma esos pensamientos y hazlos tuyos.

Debes ser capaz de enumerar esos buenos pensamientos que tiene sobre ti porque solamente así podrán multiplicarse. Escríbelos, léelos en las Escrituras, proclámalos y medítalos para que Él los tome y multiplique. Si crees que tiene una promesa para ti, las convertirá en tres; si piensas que son tres, las convertirá en nueve; si estás convencido de que son nueve promesas, Él te sorprenderá con ochenta y una. Todo lo bueno se incrementa cuando nos apropiamos de Sus pensamientos de bien para nosotros. El día que le entregué mi vida, sabía muchas cosas de mí y también sabía algunas sobre Él, pero ignoraba todo lo bello que Él pensaba de mí. Lo que cambió mi vida y cambiará la tuya es conocer y aceptar lo que piensa de nosotros, cuánto anhela bendecirnos y hasta dónde puede llevarnos. No basta saber de Dios y de ti mismo, es imprescindible que sepas y hagas tuyos los pensamientos de bien que el Señor tiene sobre ti.

Piensa en lo bueno

Filipenses 4:8 nos aconseja lo que debemos pensar: Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

El consejo es claro, no llenes tu cabeza de pensamientos de fracaso y pecado. Sé positivo y piensa en todo lo bueno. Evalúa tu pensamiento.

Lee estas palabras y clasifícalas según sean “de buen nombre” o “de mal nombre”: suicidio, enfermedad, divorcio, hijos en drogas, robo, corrupción, injusticia, chismes, pobreza, inmoralidad sexual. Ahora lee éstas: hogar, esposa, amor, paz, sana economía, justicia, salud, trabajo, servicio. Definitivamente las primeras nueve son de mal nombre y no debes pensar en ellas para no atraerlas a tu vida. Por eso, ten cuidado con quien conversas porque dice la Palabra que las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. Evita a las personas que no pueden ayudarte a llenar tu mente con pensamientos positivos, todo lo que hablas y escuchas influye en tu forma de pensar y actuar.

La perfecta voluntad de Dios

Romanos 12: 2-3 aconseja: No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.

La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta, créelo, no es exageración, pero de tus pensamientos depende que la experimentes. Nunca dudes de ello. Cuando te sientes derrotado y preguntas: ¿Por qué Dios permite esto, por qué me pasa a mí?, no estás pensando como deberías y le demuestras al Señor que dudas de Él. En la iglesia podemos interceder por ti, llorar, orar y aconsejarte, pero nadie, ni Dios, puede pensar por ti. Esa es tu tarea y mientras no pienses como Él, no leas las Escrituras y te convenzas de Sus promesas, no podrás pensar y hacer tuya Su voluntad de bien. Acércate al Señor y busca Su consejo, los libros de Eclesiastés y Proverbios son muy prácticos y te enseñan sobre el pensamiento de Dios en cada situación. No hay mejores recomendaciones que las de tu Padre Celestial.

Llena tu mente y corazón de fe, no de duda, temor o cuestionamiento. Todos tenemos una medida de fe diferente y podemos incrementarla. Demuestra tu fe y piensa bien de ti porque la gente que piensa mal de otros está proyectando lo que lleva dentro. Persevera en pesar las cosas que Dios te dio para que se multipliquen en tu vida.

Aprender a pensar

Hebreos 4:12 describe la Palabra: Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

La eficacia se relaciona con acciones, sólo una acción puede ser eficaz. Aprende a ser eficaz en lo que piensas, aprende a pensar pues somos lo que pensamos. Somete tus pensamientos a la Palabra del Señor, haz tiempo para pensar si lo que estás pensando es correcto. Piensa sobre tus pensamientos, parece difícil pero no lo es, evalúalos, si lo que tienes es mente es correcto, bueno, puro, noble y digno de alabanza, tómalo y ponlo en práctica, de lo contrario deséchalo y busca renovarte.

La perseverancia que da paz

Isaías 26: 3 reconforta: Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

Persevera en Sus pensamientos y no desconfíes nunca de Él. Aunque lo que anhelas no venga en el momento que quieres, no desesperes ni permitas que la desconfianza entre en tu corazón, porque esa duda te robará la paz. Dios sólo puede guardar en completa paz a quienes siempre piensan bien de Él aunque la circunstancia esa adversa. El Señor no puede bendecir al de doblado ánimo que un día piensa una cosa y otro día cambia de parecer.

Hemos aprendido a pensar por reacción y no proactivamente. Nuestra mente no descansa, todo el día pensamos, tenemos ideas, somos bombardeados por lo que vemos y escuchamos. Esa transacción de pensamientos no se detiene, pero debes hacer tiempo para detenerte y aprender a pensar bien. Muchas veces nos arrepentimos de los que decimos y hacemos porque no pensamos bien las cosas y actuamos por reacción. Entonces debemos pedir perdón por los errores que cometemos.

Cambia tu sistema, reflexiona sobre tu forma de pensar y aprende a hacerlo proactivamente, con calma y viendo hacia el futuro. Detente a pensar, aparta un tiempo para estar a solas con Dios y Su palabra, pídele que te enseñe a hacerlo, que te ayude a hacer tuya Su voluntad buena y perfecta, que te muestre Sus promesas y las aceptes antes que las malas noticias. Él puede ayudarte a entender que está a tu lado, que tú y el Él son mayoría y que si se cierra una puerta, Él siempre abrirá otra. Con esos pensamientos, sabrás que ante la crisis, no te despedirán y si lo hacen, tendrás otra puerta abierta ante ti. Pensando así podrás enfrentarte a todo. Si llegas a tu oficina y el gerente te llama porque tiene una noticia que darte sobre el despido de personal, puedes pensar dos cosas, que te despedirán o que serás de los que se quedan. Si la noticia es que te vas, puedes decir que agradeces la oportunidad y pensar que así como se cierra esta puerta, Dios abrirá nuevas.

Cierta vez una persona metió en mi un pensamiento negativo. Me dijo que no entendía por qué hacíamos un templo tan grande si había tantos templos vacíos en el mundo. Entonces le consulté a mi Padre Celestial. Le dije que estaba haciendo lo que me había pedido pero que aún estábamos a tiempo para detenernos. Su respuesta fue que yo decidía qué tipo de ministerio deseaba. Si quería ser como Su siervo en Corea que tiene más de un millón de ovejas y no se dan a vasto las instalaciones o quería ser de los que tienen templos vacíos. Entonces, recapacité, recordé que nuestro equipo pastoral es fuerte y capaz de sostener el ministerio, recordé que mi hijo y los hijos de nuestros pastores tienen un hermoso llamado y que tenemos mucho por hacer para llevar a la gente a Sus pies. Así que le pedí perdón y renové mis fuerzas. Me sentí como cuando reprendo a mis hijos por algo que han hecho que no les enseñé yo. Les pregunto: ¿dónde aprendiste eso? Dios bien pudo decirme así, porque esa desconfianza no la aprendí de Él sino de fuera y me dejé llevar. Él me dio Su perfecta paz cuando perseveré en Sus pensamientos y los hice míos.

Nuestros pensamientos nos ponen frente a las bendiciones o al borde del fracaso. Dios me trajo a la mente un predicador que tiene más de 80 años predicando fervientemente por todo el mundo y me dijo que así seré yo, de larga vida a Su servicio y lo mismo desea para ti.

Adórale y dale gracias, entrégale tu corazón y mente, confía en Él porque tus pensamientos en el Señor te harán fuerte. Su fidelidad te llevará más allá de lo que imaginas y Su mirada te llenará de paz. Lleva cautivo todo pensamiento a Su obediencia, piensa bien, piensa como el Señor y haz tuyas Sus promesas.